ACTIVIDADES CULTURALES

Publicado: Jueves, 06 Agosto 2015

5.jpg

Historia del chocolate en Chile: Durante la Independencia, se consumía entre próceres, el General San Martín le trae un mate de plata con yerba para degustar un momento con el General O’Higgins, cuando este último le dice: “pero si yo le estaba esperando con este chocolatito caliente”…

Una inédita cata de chocolates orgánicos, se realizó el día 04 de agosto en los salones del casino de Oficiales de la Escuela Militar. El ritual altamente sensorial y personalizado, fue ofrecido por la especialista en arte culinario, Licenciada en Turismo, Renate Dockendorff, quien en práctica sesión enseñó al público asistente “a catar” el chocolate en sus distintas fases.

La visualización tangible, desde el cacao más amargo con ingredientes puros de manteca –“el chocolate más legítimo”, según la especialista, hasta la acción humana de utilizar el olfato, táctil-auditivo e incorporando el gusto, fue sellado con sorbos de agua y pan.

Dockendorff se mostró maravillada por la recepción alcanzada “ya que el espacio además de ser propicio, fue trascendente por el intercambio entre el mundo civil y militar, que para mí resultó impensado”, agregó.

Justificación última para los asistentes que en su enseñanza-aprendizaje-poco frecuente, diferenció claramente los efectos sensitivos y colores del propio chocolate que la cata aportó.

En un tour de anochecer, ofrecido especialmente a 30 integrantes de la familia de la Escuela Militar, recorrieron desconocidos espacios y detalles arquitectónicos de la Escuela Militar. La bitácora del distendido recorrido, comprendió el Museo, túnel del pabellón 30 o Curso Militar, terminando en los salones del casino de Oficiales. En este lugar, a solicitud de los concurrentes, “fue descongelada” la pintura al óleo sobre tela del hecho histórico “Toma de Corral” cuando el 3 y 4 de febrero de 1820, los patriotas arrasaron con las fortificaciones españolas en Valdivia.

Sin embargo, la escultura helénica-romana en mármol de Carrara, “El Galo herido” de data de antes de Cristo en copia de E. Gazzeri, fue la que más llamó la atención. En dicha oportunidad, un estudiante de Medicina, invitado especialmente para efectuar el “descongelamiento” del guerrero, logró un coloquio de categoría al realizar una simbiosis, entre el arte y la Medicina. Las formas de la colosal escultura, prácticamente arrojó la clonación de un ser vivo, pero agonizante. Los invitados, con linterna en mano, lograron descubrir que el galo tenía bigotes y torques (collar en el cuello), propio de los gálatas. El evento finalizó después de una acabada reflexión acerca de las sorpresas que le brindó la visita por el emblemático edificio patrimonial.

Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter