CURSO DE PARACAIDISTA BÁSICO MILITAR

Publicado: Lunes, 11 Enero 2016

 

1.jpg

En la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales, ubicada en la comuna de Colina, 50 alumnos de II, III y IV año de Escuela, iniciaron la fase de tierra del Curso de Paracaidista Básico Militar.

Nuestros alumnos deben cumplir con jornadas intensas y exigentes durante dos semanas, siempre bajo la atenta mirada de los instructores de la Escuela de Paracaidistas. Posterior a esta primera fase deben realizar la fase de aire con los saltos que lo acrediten como paracaidista militar.

El jefe del curso, Capitán Carlos Sánchez Pizarro, destacó que “el objetivo es graduar paracaidistas básicos para la Fuerza Terrestre, transformando un combatiente básico en paracaidista, para que se integre a las filas del Ejército cuando se trasladen a las distintas unidades”.

Divididos en agrupaciones, los alumnos son instruidos en las diferentes canchas de entrenamiento como “avión simulado”, donde se preparan para abandonar la aeronave, con los procedimientos dentro del avión y el momento de la salida por la puerta. También la técnica de caídas de aterrizaje, donde deben hacer una buena caída con los cinco puntos de contacto, que son las partes blandas del cuerpo (planta de los pies, pantorrillas, muslos, nalgas y músculos dorsales).

Para la Cadete Paulina Aguilera Bustamante, su objetivo al ingresar al curso es “mejorar mi condición física. Cuando ingresé me costaba mucho pero fui mejorando, con un esfuerzo constante y mucho entrenamiento durante todo el año. El compañerismo y el apoyo  también es fundamental para lograr los objetivos”.

La educación física es parte fundamental, como también lo son las acciones de emergencia en la cancha de arnés suspendido, en donde se practican los procedimientos desde que se sale del avión hasta llegar a tierra y también posibles fallas parciales y totales, preparando al alumno para que realice un buen procedimiento. Finalmente, se deben preocupar del equipamiento y recuperación del paracaídas.

“Ha sido una experiencia muy motivante, un gran desafío. Tengo una gran responsabilidad como monitor, donde debo desarrollar el liderazgo y entregando siempre el ejemplo personal en todo momento y dando lo mejor de mí en cada una de las canchas”, señaló el Brigadier Mayor Oscar Miranda Ruiz.

Uno de los dos oficiales de la Escuela Militar que están realizando el curso, el Teniente Ricardo Jiménez Tossi, destacó esta actividad como “un gran desafío. Uno viene como alumno, pero de igual forma, como responsable de los cadetes, para corregirlos y ayudarlos en todo momento. Serán tres semanas de un curso físicamente fuerte, de mucha constancia y con altas expectativas”.

Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter