JURAMENTO A LA BANDERA

Publicado: Jueves, 14 Julio 2016

01.jpg

Presidida por el Comandante de la División Mantenimiento del Ejército, GDB. Rodrigo Urrutia Oyarzún, se desarrolló la tradicional ceremonia en la que 190 cadetes de primer Año de Escuela realizaron el Juramento a la Bandera.

En esta oportunidad juraron, comprometiéndose con Dios y la bandera, siendo este uno de los momentos más recordados y emocionantes de la carrera militar, que cada año conmemora el Combate de La Concepción.

El combate de La Concepción fue la razón por la que el Presidente de la República don Ramón Barros Luco, dercretara en 1914 que se realizara el juramento de fidelidad a la patria el dia 10 de julio, cambiandose posteriormente al día 09 de julio en el año 1916, como una forma de rendir un homenaje a los 77 héroes caídos en esta gesta heroica ocurrida en 1882 y en la cual el capitán Ignacio Carrera Pinto escribió en la historia de nuestro país aquella frase imborrable que nos llena de orgullo: “Los chilenos no se rinden jamás”.
El director de la Escuela Militar, Coronel Cristian Guedelhoefer Erbetta, en su intervención realizó una breve reseña histórica de lo sucedido en La Concepción, manifestando que esta ceremonia es un testimonio de reconocimiento para aquellos que con patriotismo y fieles al sentido del honor, resolvieron enfrentar un desigual combate hasta la muerte.

En la jornada juraron los alumnos de la 1ra. y 2da. Compañía de Cadetes al mando del Capitán Felipe Mella Villalobos y Juan Sandoval, respectivamente: “Juro por Dios y por esta Bandera servir fielmente a mi Patria ya sea en mar, en tierra o en cualquier lugar hasta rendir la vida si fuese necesario. Cumplir con mis deberes y obligaciones militares conforme a las leyes y reglamentos vigentes. Obedecer, con prontitud y puntualidad las órdenes de mis superiores y poner todo empeño en ser un soldado valiente, honrado y amante de mi patria”(Texto establecido el año 1952).
En su segunda parte del discurso, el Coronel Guedelhoefer se dirigió especialmente a los cadetes de primer año de Escuela, destacando la promesa sagrada de servir a la patria en un compromiso que no se extingue y que no alcanza solo la vida militar, sino que se extenderá para siempre, exigiendo una conducta moral íntegra, en resguardo de la sobería y la paz de la nación.
El Capellán de la Escuela Militar, Mayor Claudio Verdugo Cavieres, procedió a la tradicional bendición de los juramentados, destacando sus características fundamentales como la fortaleza, esperanza, honor y valentía.
Finalizando la emotiva ceremonia, la unidad de formación al mando del Subdirector del instituto, Teniente Coronel Ramón Oyarzún Gatica, desfiló ante del Estandarte de Combate de la Escuela Militar como un grupo de hombres y mujeres que juraron ante la bandera, comprometiendo su vida si fuese necesario.

Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter