EL TAMBOR MAYOR DE LA ESCUELA MILITAR

Publicado: Martes, 16 Septiembre 2014

Todas las miradas están sobre él. Un joven de guerrera azul Prusia, con un penacho rojo y bastón plateado. Tradicionalmente, cada 19 de septiembre es quien da el inicio a la Gran Parada Militar. Ser el Tambor Mayor de la Banda de Guerra de la Escuela Militar es un honor gigantesco que solo algunos pueden alcanzar. Este año, el Subalférez David Gutiérrez Ocampo es el Tambor Mayor de nuestro instituto. 

tambor01.jpg    tambor02.jpg

El Tambor Mayor es un reflejo de la formación de la Escuela Militar. En él se destacan las virtudes y valores que son inculcados en este Alcázar.  Es un alumnos destacado tanto en lo académico como en lo conductual, por lo que es un ejemplo para todos, en especial para sus compañeros en la Banda de Guerra.

El Subalférez Gutiérrez se muestra algo impaciente. Quiere que el día 19,  que está marcado en su calendario, llegue luego. Confiesa que hay nerviosismo y mucha responsabilidad: “Quiero hacerlo bien. Representar de la mejor manera a mi Escuela y al Ejército de Chile, frente a todos porque ser Tambor Mayor es lo que he querido desde que entré a la Escuela Militar”, confiesa.

Su vida siempre estuvo ligada a la música, pues antes de entrar a nuestro instituto tocaba el saxofón y la guitarra. Cuenta que siempre quiso ser parte de la Banda de Guerra., primero como miembro de las cajas de la banda, y ahora como líder, como Tambor Mayor, algo que nació por interés propio. Su familia está orgullosa de él, pese a no ser la primera experiencia para ellos. Su hermano mayor también fue Tambor Mayor en la Banda de Guerra de la Escuela de Aviación: “Ellos son un gran apoyo y me siguen en todos los desfiles”, confiesa.

Sobre la preparación para cada desfile reconoce que se prepara frente al espejo, repasando los movimientos y las conversiones. Lo principal es tener la guerrera impecable y el bastón brillante. Sabe que todos lo miran, que los flashes irán hacia él cuando comience con la Gran Parada Militar. Es una oportunidad única: “Es un regalo para todo integrante del Ejército. Pasar la Elipse ya es un premio y como Tambor Mayor es una satisfacción aún mayor” agregando que “la gente está ahí esperando lo mejor de uno. Que te estén mirando y apoyando los seres queridos, amigos y familiares, me emociona mucho”, apunta.

tambor03.jpg

Empezó la cuenta regresiva y los vive repasando en su cabeza cada uno de los movimientos que hará. Está motivado: “Hoy me siento capaz de poder hacerlo. Quizás años atrás no me hubiese imaginado, lo veía lejano y difícil. Es un orgullo abrir la Gran Parada Militar”, finaliza.

 

Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter