EXPERIENCIA LÍMITE EN LA GUAYANA FRANCESA

Publicado: Miércoles, 27 Julio 2016

07.jpg

Entre el 1 y el 14 julio, el Cadete de tercer año de Escuela Sebastián Hernández Jimenez viajó a la Academia de Saint Cyr, Francia, para trasladarse a la Guayana Francesa para realizar el “Jungle Warfare Comando Course Joining Instructions”.

La postulación al curso contó con pruebas físicas como subir la cuerda de 6 metros con equipo y sin equipo, nadar 2200 metros de nado utilitario, apnea de 10 metros,  flotación vertical de 15 minutos, 400 metros de nado utilitario y cancha de obstáculos. Posterior a ello, los postulantes debieron rendir la entrevista con los profesores de idioma y la entrevista psicológica.

El Cadete Hernández viajó representando a la Escuela Militar y a nuestro país, para desarrollar el intenso curso junto a subtenientes franceses y alumnos de diferentes países del mundo como Alemania y Argelia, entre otros, quienes se trasladaron al “Centro de entrenamiento de la Guinea Ecuatorial”, que pertenece al “Tercer Regimiento de Infantería de la Legión Extranjera”, en Kurú, ciudad que está a tres horas de Cayena, capital de la Guayana Francesa.

La agrupación de 120 alumnos fueron divididos en pelotones, que contaban con instructores de la Legión Extranjera. Al momento de llegar, no hubo tiempo de adaptación e inmediatamente comenzaron con las distintas instrucciones, colectivas y también individuales, donde tenían misiones como pasar distintos obstáculos, siempre bajo mucha presión, sometidos a un estrés constante de los instructores, que buscaban el límite del alumno, tanto mental y físico.

Siendo en su agrupación el único de habla hispana, la principal motivación del Cadete Hernández fue pensar en quién tenía detrás, la Escuela Militar, su familia y sobre, el emblema patrio en su tenida de combate. El exigente y fuerte curso, tenía como uno de sus objetivos llevar al alumno al límite, provocando el abandono de casi la mitad de quienes lo iniciaron dado la alta complejidad y momentos límites a los que eran llevados por parte de los instructores.

Con muy poco descanso durante las jornadas, una de las pruebas más intensas fue la supervivencia, donde fueron sometidos a estresores muy fuertes. El pelotón fue dejado en un punto determinado en la selva y con una brújula, el silbato, elementos de primeros auxilios y el machete entregado por el regimiento, debían hacer construcciones para poder dormir, hacer seguridad nocturna y trampas para cazar y finalmente realizar una balsa que los debía llevar al punto inicial donde estaba el puesto de mando. Otra prueba era la “Pista de liana”, un recorrido que debían sortear distintos obstáculos en una altura de tres metros aproximádamente y evaluada con tiempo lo que arrojó una gran cantidad de lesionados dada su complejidad.

Finalmente, el Cadete Hernández logró el quinto puesto en el curso, gracias a la formación integral que ha recibido durante su estadía en nuestro instituto, especialmente los períodos vividos en terreno, además de la completa malla curricular con la que se cuenta, desarrollando el trabajo en equipo y por sobre todo, el liderazgo. “Es el mayor logro personal en mi vida. Fue una experiencia enriquecedora tanto profesional como personalmente. Me siento tremendamente orgulloso de haber representado a mi Escuela y al Ejército de Chile”, señaló el Cadete.

Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter