JURAMENTO A LA BANDERA

Publicado: Viernes, 10 Julio 2015

4.jpg

Presidida por el Comandante del Comando de Personal, General de Brigada Daniel Aberl Pacheco, se desarrolló la tradicional ceremonia en la que un Oficial y los cadetes de primer Año de Escuela realizaron el Juramento a la Bandera.

En esta oportunidad juraron, comprometiéndose con Dios y la bandera, siendo este uno de los momentos más recordados y emocionantes de la carrera militar, que cada año conmemora el Combate de La Concepción.

Esta ceremonia se realiza hace 76 años, en virtud de la disposición adoptada en 1939 por el gobierno de la época. Así, cada 09 de julio se rinde homenaje a los 77 héroes caídos en esta gesta heroica ocurrida en 1882 y en la cual el capitán Ignacio Carrera Pinto escribió en la historia de nuestro país aquella frase imborrable que nos llena de orgullo: “Los chilenos no se rinden jamás”.

El director de la Escuela Militar, Coronel Fernando Farías Moyano, en su primera intervención realizó una breve reseña histórica de lo sucedido en La Concepción. En la jornada juraron el Capitán del Servicio de Sanidad César Palma Rayo y los alumnos de la 1ra. y 2da. Compañía de Cadetes al mando del Capitán Iván Beltrán García y Joaquín De La Fuente Vidal respectivamente: “Juro por Dios y por esta Bandera servir fielmente a mi Patria ya sea en mar, en tierra o en cualquier lugar hasta rendir la vida si fuese necesario. Cumplir con mis deberes y obligaciones militares conforme a las leyes y reglamentos vigentes. Obedecer, con prontitud y puntualidad las órdenes de mis superiores y poner todo empeño en ser un soldado valiente, honrado y amante de mi patria”(Texto establecido el año 1952).


En la segunda parte de su discurso, el Coronel Farías se dirigió especialmente a los cadetes de primer año de Escuela: “Felicitaciones por tan digno acto de amor, reciban el afecto y reconocimiento de todos quienes hemos sido sus testigos. Que el profundo significado  de este juramento que habéis pronunciado, motive en ustedes un orgullo legítimo de ser militar y pertenecer a este invicto Ejército. Han asumido el compromiso para ser los héroes del mañana y contribuir con su servicio a la mantención de una patria libre y soberana”, instándolos a “vivir con valor y con honor, sirviendo sin mediar beneficios personales. Deberán ser modelos de virtud y patriotismo, ejemplo para los demás por su conducta intachable”.

Para el Cadete Jean-Francois Soulodre Jara, “haber vivido esta experiencia es algo indescriptible que me llena de orgullo el hecho de comprometerme con la vida militar que estamos iniciando”. Mientras que la Cadete Camila Castro Aquea, destacó la gran emoción que sintió, “porque jurar ante la bandera lo es todo. Llegar a este momento fue una gran motivación que me llama a actuar con disciplina y siempre de la manera correcta”.
El Capellán de la Escuela Militar, Mayor Claudio Verdugo Cavieres, procedió a la tradicional bendición de los juramentados, destacando sus características fundamentales como la fortaleza, esperanza, honor y valentía.

Finalizando la emotiva ceremonia, la unidad de formación desfiló ante del Estandarte de Combate de la Escuela Militar como un grupo de hombres y mujeres que juraron ante la bandera, comprometiendo su vida si fuese necesario.

Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter